It, Chapter 2

Andy Muschietti (Buenos Aires, 1973), con este segundo capítulo, finaliza la adaptación de la novela homónima de Stephen King. Vista esta segunda parte anunciada desde el inicio de los créditos finales de la primera, puede decirse que se ha salido un pelín de su sello a nivel narrativo.

El film comienza 27 años después de la aventura de los “perdedores”, tras la muerte de Georgie, hermano pequeño de Bill. Los macabros crímenes del payaso maligno, Pennywise, encarnado en un excelso Bill Skarsgård, provoca que el único perdedor que ha permanecido en el pueblo, Mike, convoque a sus amigos para volver a Derry y acabar, de una vez por todas, con la maldición.

Mi opinión:

Las 2 horas y 45 minutos del metraje dan para un buen, y extenso desarrollo de las subtramas que quedaron al aire en la primera parte. A mi entender Muschietti es capaz de entrelazar los tres elementos principales de IT (partes I y II): El terror, el humor y la emotividad entre sus personajes.

Pennywise vuelve más terrorífico y más… grande. Su primera gran intervención no podía ser de otra manera; metiendo en sus fauces a una inocente víctima que hace las delicias de los amantes del género, y provocando un arrebato de cuerdas vocales en la sala. Una escena que no está escrita en la novela, pero que es necesaria para que el espectador tenga una primera toma de contacto con el ente, de una forma similar a la que tuvo con Georgie, al principio de el capítulo uno. Los seres más maléficos saben usar aquello de lo que carecen; la bondad.

Los protagonistas adultos cumplen a la perfección, cada uno de ellos consigue que veas los reflejos de los chicos de la primera. El casting totalmente acertado. La verdad es que Stephen King, si en algo es un maestro, es en crear personajes juveniles dispares que al juntarlos en una escena o una secuencia crean vínculos maravillosos que te van hacer reír o llorar a partes iguales. En este caso, los mayores consiguen que “IT 2” tenga unos adorables tintes a “Quédate conmigo”.

Sangre, dientes, pero sobretodo globos rojos. Será difícil verlos de otra manera.

Si bien es cierto que las críticas han sido mordaces respecto a la primera parte, esta es una película de terror de más de 2 horas y 30 minutos llenas de tensión, brincos y sangre, que concluye las tramas que quedaron al aire hace 2 años. Misión cumplida. Podría haberse hecho mejor; seguramente. Pero el estilo narrativo y visual que nos ha propuesto Muschietti en sus films, ya son parte imprescindible para el futuro del género.

👍 Lo bueno: que nos encanta flotar.

👎 Lo Malo: 2 horas 45 minutos. 30 minutos menos y el ritmo hubiera sido fetén.