¿Cuál es el mejor micrófono de estudio?

Rode NT1 Micrófono

Hay cientos de micrófonos que funcionan bien, eso sí, para estudio conviene que sea de condensador y no dinámico; ya os explicaré la diferencia en otra ocasión. Podéis encontrar micrófonos desde 100€ hasta 5.000€, pero la idea es encontrar uno con una relación calidad/precio muy buena y el que os presento hoy es, para mi, el mejor micrófono de estudio que he encontrado.

Para elegir, ten en cuenta tu tipo de voz

Otro de los factores a tener en cuenta es cómo suenan dependiendo de vuestra voz, ya tengáis la voz aguda o grave (como es mi caso). Aquí podéis escucharme para que os hagáis una idea. Antes de adquirir el mío probé unos cuantos y la verdad es que sonaban muy bien, pero al llegar a mi estudio y grabar a diferentes personas me di cuenta que quizá esos micros no eran los adecuados para todo el mundo.

Hoy os voy a presentar el mío. Un micro versátil, robusto y apto para todo tipo de voces, y que además tiene un precio asequible si queréis grabar vuestras voces para locución o canto. Incluso para instrumentos da un brutal resultado.

Es el Rode NT-1 A y así suena con mi voz.

Mi voz grabada con el micro RODE NT1.

¿Cómo trabajan en RODE?

La compañía Australiana RODE es un referente en la fabricación de micrófonos. Este en concreto, el Rode NT-1, es un modelo que nació en el año 1990 y que ya va por su 4ª actualización. Es un micro de condensador sin apenas ruido y con una identificación acústica que recuerda a los famosos micrófonos antiguos.

Debajo de la carcasa del NT1 se encuentra la suspensión de cápsula interna, que utiliza la tecnología patentada Lyre de Rycote®. Este amortiguador interno aísla la cápsula HF6 en los ejes X, Y y Z, ofreciendo una protección contra las vibraciones muy superior a las técnicas convencionales de suspensión de cápsula.

Para los más puristas, aquí tenéis un estracto de su proceso de fabricación. Sencillamente espectacular.

A la carcasa de aluminio del NT1 se le aplica primero un niquelado resistente a la corrosión y posteriormente una capa de cerámica para armas de fuego extremadamente resistente, siguiendo unas avanzadas técnicas de aplicación electrostática que garantizan una cobertura uniforme. A continuación, este revestimiento se fija a la superficie mediante un proceso de horneado antes de grabar los gráficos a láser, con lo que se obtiene un acabado extremadamente resistente a arañazos y marcas.

Puedo decir que, después de 3 años en mi estudio, su sonido y aspecto sigue siendo impoluto. Repito, para mi, el mejor micrófono de estudio del mercado.